lunes, 19 de diciembre de 2016

Verdades que olvidamos



La vida es corta, rompe las reglas, perdona rápidamente, ama verdaderamente, ríe incontrolablemente, y no te arrepientas de nada que te haya hecho sonreír. 



Hasta que no nos pasa algo negativo o doloroso que nos hace prestar toda nuestra atención, no somos conscientes de como estamos viviendo nuestra propia vida.

No olvidemos estas verdades:

El miedo es un enemigo silencioso que nos impide dar un paso tras otro para alcanzar nuestros sueños.
Los tres miedos que nos suelen paralizar son:

  • El miedo a salir de nuestra zona de confort.
  • El miedo a perder a las personas que queremos.
  • El miedo a fracasar.
Aprende a perdonar y a eliminar el resentimiento. Perdona, porque las emociones negativas nos generan más estrés y ansiedad. Perdona, aunque no se lo merezca, y si es así ¡aléjate!


El fracaso es necesario para alcanzar el éxito, porque sin errores no hay aprendizaje. Esto es algo que debemos interiorizar para empezar a no lamentarnos por cada error que cometamos, sino a verlos como una oportunidad para seguir avanzando hacia nuestras metas.

No somos una víctima de nada, nuestra vida es la que hemos creado. Si no nos gusta, ¡cambiémosla!. Muchas son las personas que se mantienen en una vida que los hace infelices porque no tienen dinero, tienen miedo a quedarse solos, etc.. ¿Prefieres una vida de infelicidad? El cambio traerá consecuencias, como todo, pero ¿quién nos dice que va a ser peor que ahora?

La autoestima es solo una cosa de nosotros, algo que debe salir de nuestro interior sin que dependa de factores externos. Bien es cierto que no podremos mantener siempre una autoestima alta, pero si la cuidamos será más resistente a las opiniones, las críticas y los juicios que nos dediquen.

Las personas con las que nos relacionemos nos marcarán. Si estamos rodeados de personas tóxicas acabaremos siendo también una de ellas. 
Relaciónate con personas que te permitan ser como eres y que saquen lo mejor de ti.

No rechacemos el cambio, pues es algo que sucede queramos o no. Los cambios en nuestra vida no son algo negativo, sino que son oportunidades de crecimiento y de superación personal. 
Si eliminamos esa resistencia al cambio que evita que disfrutemos del mismo, lo veremos con una mirada más positiva.

Vivamos el momento, ya que es el único que tenemos. De nada sirve lamentarse por lo que ya ha pasado o preocuparse demasiado por el futuro. El aquí y el ahora es lo que cuenta. Valoremos lo que tenemos ahora.


Las cosas importantes de la vida no son cosas. Son momentos, emociones, recuerdos, lecciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario